¡Vivimos en la era de los datos y no podemos desaprovecharlos!


En un mundo en el que generamos cada vez más y más datos, es necesario disponer de herramientas eficaces para su gestión y procesamiento. El Internet de las cosas contribuirá a incrementar el ritmo de generación de datos en todo el mundo y el Big Data e inteligencia artificial proporcionan respuestas a muchas preguntas que ni siquiera sabíamos que teníamos. En otras palabras, con una cantidad tan grande de información, los datos pueden ser moldeados de cualquier manera que la organización considere adecuada. Al hacerlo, las compañías son capaces de identificar los problemas de una forma más comprensible lo cual exigirá a cambio una gran fuerza de análisis y estrategia para saber qué hacer con tanta información.

Business Intelligence se refiere a esa habilidad para transformar los datos relevantes en información, y esa
información en conocimiento válido y también relevante, con el objetivo de mejorar la manera de tomar decisiones en los negocios. Es, por decirlo así, el conjunto de herramientas que nos permite sacar provecho de todos los datos que recogemos.

Hoy, la cantidad de información que puede recopilar una compañía puede resultar inmanejable y, por ello, estas tendencias en Business Intelligence nos dan una buena idea de cómo será, a corto plazo, ese uso de los datos para fines de negocio.

Business Intelligence

Acciones fundamentales para crear conocimiento a partir de los datos:

Estas son las cinco tendencias en Business Intelligence más relevantes:

1. Adopción de la Inteligencia Artificial

Es el momento de invertir en sistemas de inteligencia artificial para el análisis de los datos. Estos sistemas pueden
evaluar las entradas de información más rápido que los humanos, además de tener la capacidad de descubrir detalles o tendencias, sobre todo, que para las personas pueden pasar desapercibidas.

Por ejemplo, el uso de chatbots (sistemas de inteligencia artificial capaces de conversar con clientes a través de un chat) está en auge, y estas máquinas pueden servir para realizar extensivos estudios del lenguaje de los clientes, lo que puede ser utilizado para predecir comportamientos, para entender mejor sus estados de ánimo, e incluso para vender mejor.

2. Uso del Big Data en Responsabilidad Social Corporativa

El Big Data ayuda a mejorar el negocio, pero también puede servir a un “bien mayor”. Existe un creciente interés en utilizar los datos para hacer el bien desde un punto de vista social.

Desde el punto de vista de la gestión empresarial, el big data, es decir, el estudio masivo de los datos de manera anónima y agregada para extraer información útil se ha convertido en un elemento competitivo fundamental. Sin embargo, más allá de la gestión empresarial, el Big Data ha abierto las puertas a una nueva forma de entender la realidad y de tomar decisiones en ámbitos muy diversos. Uno de estos ámbitos, seguramente el más importante, es el que llamamos big data for social good: el potencial de los datos para mejorar la calidad de vida de las personas y garantizar el desarrollo sostenible de nuestra sociedad.

3. Priorizar el ‘Data governance’

Se entiende por ‘Data governance’ la gestión de la disponibilidad, integridad, usabilidad y seguridad de los datos utilizados en una empresa. Es una gestión cada vez más importante, crítica para las empresas, especialmente para el sector bancario y de telecomunicaciones (sectores en los que se suceden las noticias de filtraciones masivas de datos), pero de importancia transversal a cualquier sector.

Normativas como el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, en Europa, y otras similares que llegarán progresivamente a otros países nos indican que es necesario dar prioridad real a cualquier órgano interno que asegure la integridad y seguridad de los datos, que defina los procesos a seguir para mantenerlos seguros y que
sean accesibles para su uso en beneficio del negocio
.

4. Interpretación de los datos a través del storytelling

El storytelling es, sencillamente, el arte de contar historias. En el terreno de los negocios y el marketing este concepto se aplica en forma de técnica que consiste en conectar con los clientes con el mensaje que pretendemos transmitir. Se hace a través de una historia con sus personajes y tramas, y es algo cada vez más frecuente y elaborado.

El “data storytelling” es una tendencia en claro auge para 2019 porque es capaz de dar un contexto visual e intuitivo a los fríos números de las estadísticas, y esto lo convierte en una potente herramienta de ventas. Se trata de hacer ver el panorama general a través de historias relevantes, haciendo los datos de las hojas de cálculo más útiles y prácticos para cualquier empresa.

5. Business Intelligence no es solo para grandes empresas

La tendencia es clara: el BI no es exclusivo de las grandes compañías, sino que cada vez más pequeñas y medianas empresas apuestan por estas habilidades que son capaces de transformar por entero el negocio y potenciar enormemente las capacidades. Esta tendencia actual seguirá creciendo en 2019 gracias a la disponibilidad de muchos proveedores con soluciones adaptadas a las necesidades de los negocios más modestos con planes de precios asequibles.

Fuente: Homeserve.es

¡RESERVA HOY TU LUGAR para nuestro próximo webinar: Transforma datos en información con Qlik y WikiDashboard! INSCRÍBETE AQUÍ