¿Por qué es tan difícil la transformación y cómo lograr que sea un éxito?


La transformación en las organizaciones se ha convertido en una necesidad, de hecho, aquellas empresas que no piensan en ello de una forma u otra, en realidad solo se están resistiendo a lo inevitable.


40 años de experiencia en transformación

En los últimos 40 años, Lempert S.A. ha adquirido mucha experiencia sobre lo que hace una transformación exitosa y se complace en compartir algunas ideas. Un buen plan es obviamente un buen lugar para comenzar, y nuestros consultores de negocios, que tienen vasta experiencia en el tema, están bien posicionados para ofrecer una opinión sobre la calidad del plan.

Por lo general, es bastante sencillo detectar a las empresas y organizaciones que tienen más probabilidades de tener éxito, ya que todas tienden a tener una visión clara de su futuro. Las respuestas realistas a un par de preguntas rápidamente pueden evidenciar la claridad y seriedad con la que se encara un proyecto de transformación digital. 

  • ¿Cuál es el objetivo de la transformación?
  • ¿Cuánto tiempo has dado para que suceda?
  • ¿Hay un equipo dedicado al proyecto o están combinando otras funciones?
  • ¿Tienen experiencia los integrantes del equipo?
  • ¿Quién es el patrocinador de esta transformación? ¿En qué nivel está?
  • ¿Qué fondos se han dedicado?
  • ¿Cómo se monitoreará el progreso?
  • ¿Cómo se informará a la gerencia del progreso?

Lempert S.A. también puede asesorar y ayudar a responder a estas preguntas. Con demasiada frecuencia, la atención se centra solo en el gasto “real”, por lo que solo se mira hacia atrás, cuando se requiere tener en cuenta las inversiones actuales y futuras. Las empresas tienden a comenzar pensando que necesitan estar en el lugar A, pero rápidamente tienen que planificar cómo pueden llegar a los lugares B o C. No hay duda de que el problema es aún más complejo cuando la empresa en cuestión no tiene medido su progreso ni gestiona la ejecución.


Los números no son suficientes

La experiencia nos ha enseñado que los números no son suficientes y que se requiere una combinación de datos cualitativos y cuantitativos para saber dónde está ubicada la organización, cómo está progresando y cuánto queda por completar. Por supuesto, los gastos financieros y la información de inversión planificada se recopilan y verifican, pero también es necesario monitorear el nivel de progreso y de bienestar del equipo que está llevando adelante el proyecto de transformación.

Los datos en bruto que se recopilan pueden estar disponibles en muchas formas diferentes, incluido el software de gestión de proyectos, archivos de texto, información en sitios web, bases de datos de un sistema transaccional, etc. Una vez que se obtienen, se procede a unificar las distintas bases, se verifican y se presentan indicadores de tal manera que los responsables de la toma de decisiones puedan obtener rápida y fácilmente respuestas a sus preguntas. Este panel se actualiza los 365 días del año, ya que los números se obtienen automática y directamente del sistema del cliente. La consolidación se realiza rápidamente, lo que significa que es fácil jugar el juego ‘qué pasaría si’, como en el impacto que tendría agregar este o aquel plan, por ejemplo.


Información transparente

Desde Lempert le brindamos al cliente la seguridad de que los datos que están viendo son confiables, han sido verificados de forma cruzada, y que los datos que se presentan son los mismos que se utilizan en toda la empresa. En otras palabras, “una sola versión de la verdad”, sin trucos, sin reelaboración o manipulación de los números.

La automatización de esta recopilación de datos en toda la organización significa que la PMO y el equipo pueden pasar más tiempo pensando en la solución a los problemas y mucho menos tiempo simplemente organizando la recopilación y verificación de datos. Significa que se puede invertir más tiempo anticipando los próximos movimientos en el plan y en la gestión de cambios requerida.

Una ventaja es que no hay una agenda detrás de las cifras, ya que son lo que son, y se aceptan como tales: hechos y cifras. El subproducto de esto es que cualquier discusión para el cambio no es confrontativa, lo que facilita la identificación, discusión y rectificación de los cuellos de botella en la transformación.

El cambio y la transformación son dolorosos por definición, pero es menos doloroso que tener que tomar grandes decisiones a toda prisa. Una razón más por la que es bueno saber dónde está ubicada la empresa, a dónde va y cuándo debe llegar allí.

Obviamente, esto no significa que su plan deba ser tan estático como las cifras pueden ser. La linealidad puede ser la razón de su fracaso. Al implementar un plan de transformación, se debe prestar especial atención a ser flexibles. Cualquier plan de transformación debe permitir esta flexibilidad para poder modificarse rápidamente a fin de reducir los daños si uno nota que es necesario corregir el rumbo.


MEJORA CONTINUA

Dado que la mejora continua se está convirtiendo en una competencia central de los gerentes en los negocios de hoy, es importante que se mantengan al tanto de lo que sucede en su organización. Con la ayuda de Lempert S.A., pueden realizar las transformaciones necesarias para garantizar que su negocio sea sostenible en el futuro.

¿Quieres saber más sobre la transformación?

Contactanos y juntos comenzaremos el proceso de transformación en tu organización.