CALCULANDO LA RENTABILIDAD DE La TRANSFORMACION DIGITAL


Con una mirada en perspectiva de las necesidades de las empresas en el entorno actual, es muy común observar la gran incertidumbre que sienten los dueños de Pymes a la hora de comenzar un proceso de transformación digital.

Esto se debe en gran medida porque se asocia directamente el proceso de transformación digital con la adquisición de tecnología, y además la inversión en estas nuevas tecnologías significa un compromiso de endeudamiento en moneda extranjera.

Esto no es así y no solo distorsiona el concepto de transformación digital sino que además puede llevar a los empresarios a tomar malas decisiones o a no tomar decisiones, lo cual es la peor decisión en algunos casos.

Para poder ayudarlos a analizar desde otro punto de vista este proceso, resulta muy importante poder calcular el “Retorno de la Inversión” pero para ello debemos conceptualizar y enfocarnos correctamente en lo que respecta a la dirección donde vamos a dirigir las inversiones.

Definición correcta de transformación digital:


  • Proceso de cambio organizacional que apunta a re-inventar total o parcialmente el modelo de negocios de una organización, apalancándose en Tecnologías que combinadas óptimamente entre sí, potencian la entrega de valor para el cliente y la empresa.

Enfocándonos en la definición correcta vemos que no alcanza con la adquisición de tecnología y mucho menos con la adquisición de una sola tecnología, lo central en esta definición es el manifiesto que propone un cambio en el modelo de negocios.


Principales compromisos que hay que asumir para transitar con éxito la transformación

  • Sea cual fuere nuestra organización el primer compromiso es poner al cliente en el centro del modelo de negocios. Conviviremos con el negocio actual y debemos ir migrando a un modelo que paulatinamente vaya poniendo los canales digitales necesarios para que el cliente esté en el centro de la escena, por ejemplo, tecnologías de “omni-channel sales”, “portal de compra”, “chatbots” etc.
  • Compromiso con el cambio. Suena fácil decirlo pero los seres humanos no solemos cambiar tan fácilmente. El empresario debe pensar y aceptar la curva del cambio de sus empleados y en este proceso debe “comunicar y motivar tres veces”, “comunicar y motivar tres veces”, “comunicar y motivar tres veces”.
  • Compromiso con la calidad de los asesores. Claramente si Ud. no es experto en el tema, necesitará asesoramiento y debe estar dispuesto a pagar por la calidad de quien lo ayuda a tomar estas decisiones, permita que conozcan la cultura de su organización, evite hacer “Copiar y Pegar” si Ud. no es el experto, porque puede desperdiciar tiempo y dinero en soluciones socio-tecnológicas que no se adaptan a la cultura de su empresa o al nuevo modelo de negocios.


Modelos que se pueden adoptar

Los modelos son buenos para seguir buenas prácticas, alguien ya sufrió por Ud. los problemas que aparecen en la implementación. No cometa errores básicos y aprovéchese de la experiencia de otros y adapte todo a su cultura.

El factor común de los buenos modelos a seguir es que tienen:

  • Una TMO, oficina de transformación, y sus miembros velan por todo el proceso de cambio, no solo por el proyecto de implementación del nuevo ERP, por ejemplo, sino también por lo que la gente de la empresa hace
    con la nueva tecnología.
  • Foco en la comunicación interna
  • Indicadores de avance de proyectos (La PMO no queda afuera se integra)
  • Foco en competencias de liderazgo
  • Herramientas informáticas de colaboración
  • Estrategia con el cliente interno/externo en el centro
  • Todos recomiendan no subestimar el factor humano y estar muy cerca de la gente
  • Capacitación y verificación de aprendizajes


Calculando los Beneficios de “Ser Digital”

Ahora si podemos calcular los beneficios/rentabilidad teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Inversión en consultoría
  • Inversión en nuevas tecnologías para la organización
  • Costos de implementación, horas hombre etc.
  • Costos de retrabajos y/o retrasos por convivencia del modelo viejo con el nuevo.
  • Costos financieros (falta de liquidez, el dinero pudo haber ido a otras inversiones con menos incertidumbre etc… estos son los favoritos de los CFO´s)
  • Ahorro de recursos que hoy hacen tareas mecanizadas de papel en papel, de hoja de cálculo en hoja de cálculo, de sistema deficiente a otro más ineficiente. Se recupera esa gente o se liberan los recursos.
  • Aumento de las ventas por la apertura de nuevos canales
  • Aumento de las ventas por mejor respuesta al cliente
  • Menor tasa de bajas de clientes por mejor servicio
  • Menor rotación del personal por automatización y/o simplificación de procesos y tareas.
  • Mayor disponibilidad de dinero y mejoras de cash flow por aumento de la velocidad en el indicador Order-to-Cash.
  • Bloqueos a la competencia.
  • Ventajas estratégicas diferenciadoras. (Se entrega más rápido, se baja el precio, se aumenta la calidad)
  • Apertura de nuevos nichos que aumentan las Ventas y la Facturación. (Cross selling que siempre quisimos hacer y no podíamos por nuestra tecnología antigua)
  • Acceso a mercados internacionales
  • Diseño de producto muy sensible a las preferencias de los clientes
  • Modelo de negocios destinado a sobrevivir y ganar vs modelo en extinción

Ud. debe ser capaz de ampliar la perspectiva y no solo pensar en los cheques que firma, debe mirar críticamente su modelo de negocios y verificar si se sostiene en el tiempo, así vera rápidamente lo rentable y aconsejable que es embarcarse cuanto antes en procesos de transformación organizacional e inmediatamente zambullirse en la transformación digital.


Autor: MBA Ing. Néstor Gasso